abril 29, 2022

Publicado en HERALDO 23/4/2022 A LAS 01:30

“En Aragón tenemos un tejido industrial, un talento y una capacidad de trabajo increíbles, y hoy, día de San Jorge, es un buen momento para recordarlo. Nos tenemos que sentir orgullosos de lo que somos: empresas, centros de formación y trabajadores de Aragón conformamos una industria de primer orden a nivel nacional, y hay que decirlo sin miedo”, señala Miguel Pina, gerente de Metal Apotheka, compañía aragonesa, y familiar, dedicada a la transformación de la chapa y que cuenta con una línea de producto propio enfocada en la fabricación de cajones para farmacia.

Esta empresa celebró su 30 aniversario el pasado 2021 y, para Pina, la pieza clave que les ha permitido perdurar en el tiempo es el capital humano. “Si uno trabaja solo, puede que vaya más rápido, pero no llegará muy lejos», apunta. «Si cuentas con grandes profesionales en tu equipo de trabajo, motivados y dentro de un buen ambiente, el éxito está asegurado», confiesa el gerente, poniendo en valor la labor de los más de 100 trabajadores de la empresa. «Hemos atravesado una época dura por el virus, con situaciones personales difíciles. Ahora que la situación se acerca a la normalidad, quiero agradecerles todo su trabajo y su esfuerzo», declara.

Crecimiento continuado

Metal Apotheka ha experimentado en los últimos años –excepto en 2020– un crecimiento continuado “de entre un 5 y un 15%”, que se fundamenta en tres pilares: la inversión en maquinaria, que lleva incorporada la tecnología más reciente y les sitúa a la vanguardia del sector; la incorporación de nuevos profesionales, y el compromiso con el medio ambiente, instalando fuentes de energía renovable con las que consiguen generar casi el 40% de su consumo.

Tiempos duros

“Hemos vivido una situación difícil debido a la pandemia, la falta y el encarecimiento de las materias primas, la crisis energética y, ahora, el intento de invasión de Ucrania por parte de Rusia. Pero tenemos que tener claro que esta situación es pasajera y que antes o después, pasará”, apunta el gerente de Metal Apotheka, quien mira al futuro con optimismo y confiesa que los retos de la compañía pasan por “seguir creciendo como empresa, consolidar la clientela y ofrecer el mejor servicio posible, con una excelente relación calidad-precio”.